Seguidores

jueves, 18 de julio de 2013

Amargamente Gratificante

He estado dando varias vueltas al título de esta entrada, ya os anuncio que no es muy alegre y que es algo personal.

A las personas que decidan quedarse os lo cuento.

Ya sabéis que este verano el destino de mi contrato es la planta de oncología, no es la más alegre, desde luego. Es una planta muy dura, mucho, pero también llena de fortaleza, de momentos gratificantes, unos más amargos que otros.

Cada una tenemos unos pacientes asignados y a fuerza de turnos vamos creando vínculos invisibles paciente – enfermera; aún así hace tiempo aprendí a fuerza de (muchas) lágrimas que no debía llevarme el trabajo a casa y mucho menos en este tipo de plantas.

En mi parte de la planta hay algunos que están bastante malitos y dentro de lo triste de la situación que se presenta procuro mantener la alegría y la sonrisa en cada uno de los cuidados.

El domingo por la noche una de mis pacientes estaba muy intranquila, le dolía la espalda, estaba a disgusto. Tras intentar aliviarla con lo que estaba a mi alcance y que no fuera efectivo decidí que era hora de tomar cartas más serias en el asunto.

Aprovechando que pasaba el médico a ver a otro paciente le solicité por favor que le pautara algo a mi paciente, que me daba mucha pena verla sufriendo. Aunque tuve que insistirle un poco finalmente lo hizo. Tras administrarle la medicación mi paciente empezó a encontrarse mucho mejor y comenzó a dormir y descansar.

En la ronda de cambio de sueros de las 7:30 el hijo me dio las gracias, su madre llevaba varios días sin dormir y descansar bien. Ella me cogió de la mano y también me dio las gracias. Me despedí de ambos deseándoles que pasaran una buena mañana.

El martes por la noche cuando fui a trabajar de nuevo me contaron que mi paciente había muerto un par de horas después de que yo me fuera.

Me da mucha pena pero, dentro de lo amargo, me consuela saber que se fue sin dolor, que mi insistencia por la medicación fue efectiva y murió sin sufrir.

No me acostumbraré nunca, el cáncer siempre me parecerá una soberana mierda.

59 comentarios:

  1. madre mia, que trabajo mas duro..gratificante por momentos, pero durísimo. Admiro a las personas como tu que sois capaces de enfrentaros a la muerte cada día y que debéis vivir con la angustia de pacientes, familiares...muchísimo ánimo y un abrazo fuerte
    nata
    natalialuzentupelo.blospot.com.es

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que debe de ser duro trabajar en oncología... de todas formas muchísimo ánimo y piensa que gracias a tu insistencia con el médico las últimas horas de ese paciente fueron mejores.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Los médicos, las enfermeras, me parecéis seres sobrehumano. Los buenos, quiero decir, los que os tomáis vuestro trabajo con la seriedad y profesionalidad que requiere. Y la humanidad, porque no sois mecánicos, tratáis con personas.

    Una buena amiga mía, de la carrera, se la dejó para irse a hacer Medicina muy lejos. Mientras estudiaba, un verano, pidió unas prácticas en un hospital, y la pusieron en la UCI pediátrica. Me contaba, con lágrimas en los ojos cómo se fue su primer paciente, un bebé casi recién nacido. Muy duro. Verles morir, y verles sufrir. Me decía que los pitos de las máquinas se le metían en la cabeza, que cada vez que algo sonaba sentía que se quería morir. Y se preguntaba si acaso no serviría para aquello...

    Pero aguantó, allí estaba. Con sus lloros y sus todo. Yo sí que no serviría, yo sí que no podría. Me parecéis grandes, muy grandes. Gracias, niña, por ser una enfermera humana, de las buenas.

    Y mucho ánimo, porque a pesar de lo amargo, de lo duro, lo que haces MERECE LA PENA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Bettie. Dicen que la primera muerte es la que más te duele pero a mí me siguen desanimando todas, incluso las que alivian el sufrimiento de las personas.

      El sonido de las máquinas se te clava en el pensamiento y te persigue durante mucho, mucho tiempo.

      Eliminar
  4. la verdad que sois de otra naturaleza, yo personalmente no podría...
    Quédate con lo "bueno", como tu dices, tu paciente se fue tranquilita y sin dolor, y lo que es más gratificante aún, tuvo la ocasión de darte las gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que se fuera tranquila es el consuelo que me queda

      Eliminar
  5. Llevo delante de la pantalla un rato, intentando empezar a escribir mientras mi carne sigue de gallina por la emoción de lo leído. Lo mejor que te puedo decir creo que es también GRACIAS. GRACIAS Y QUE LA VIDA SEA MUY GENEROSA CONTIGO.
    A veces, en los hospitales, el personal es extremadamente mecánico, supongo que será una especia de mecanismo de defensa, pero, cuando alguien te trata con empatía, aunque sea fingida, se agradece tanto!!! es tan curativo, tan reconfortante, tan especial sentirte importante y atendido y querido, que te aseguro que vosotros no os lleváis el trabajo a casa, pero los enfermos y su familia, sí que se llevan a algunas enfermeras y médicos en su corazón, y eso se queda ahí para siempre.
    Solo puedo decirte, que si me viera en esa situación, me gustaría que TÚ estuvieses en ese turno de noche. De verdad, gracias por esa humanidad, que debería de ser asignatura obligada en las carreras de medicina y enfermería. Creo que el lado humano a veces se deja tan de lado que el enfermo tiene la sensación de MOLESTAR.
    Un abrazo de cariño, brutal. GRACIAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando estás enfermo o tienes que someterte a algún trámite no estás en una posición agradable. Si encima, acabas sintiéndote "culpable" o "estúpido" o "débil" o "blando", imagínate. Mirad, creo que con todo esto ya tengo entrada para hoy en el blog.

      Eliminar
    2. Gracias a vosotras, me emocionais mucho con vuestros comentarios. Hay personas que no se olvidan, y esta paciente sé que quedará en mi memoria por mucho tiempo.

      Supongo que por gustarme tanto mi profesión me gusta tanto entregarme a ella.

      Además, recuerdo la vez que yo estuve al otro lado, que era yo la enferma. En aquella ocasión tuve una enfermera que fue tan,tan pero tan dulce y amable conmigo que me propuse ser así con todos mis pacientes.

      Eliminar
  6. Yo soy enfermera de Oncología desde hace casi 5 años. Me encuentro a diario con situaciones como la tuya. Me alegro de que hicieras lo correcto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, sabía que me entenderías :)

      Eliminar
  7. Madre mía Vanessa! Menudo post!
    Se, con seguridad, que tanto la paciente como la familia agradecerían una cara amable, y una mano que coger, tan necesaria a veces, y tan dificil de encontrar a menudo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me gusta encontrar un huequito para sentarme con mis pacientes, parece increíble el confort y la tranquilidad que da que te cojan de la mano

      Eliminar
  8. Pues opino como Bettie... Siento admiración por los que se dedican a esas profesiones con verdadera vocación.

    Ojalá mi padre hubiera tenido mejor atención en algunos momentos. Al menos en la UVI al final tuvieron corazón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi vocación fue tardía, pero cada día soy más feliz siendo enfermera y viendo cómo puedo ayudar a la gente.

      Eliminar
  9. que pena.... creo que no leeré más post de este tipo, porque a mi me da la llorina y eso que no estaba allí....
    eres fantástica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me está dando a mi la llorina de recordarlo así que te entiendo

      Eliminar
  10. Pues esa mujer ya ha descansado, y habrá sido durmiendo gracias a ti. Deberías sentirte gratificada, aunque sea amargamente como dices, porque has hecho tu labor estupendamente.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el consuelo que me queda, que pudo descansar y dormir en sus últimas horas

      Eliminar
  11. hola reina! no sabes cuánto te comprendo. Soy trabajadora social, y eso de no llevarme el trabajo a casa es algo que me repitieron hasta la saciedad en la carrera, pero que la mayoría de las veces se me hace cuesta arriba. Tratamos con personas, no con objetos y nosotros también tenemos sentimientos por muy profesionales que intentemos ser.
    Pero estoy de acuerdo contigo, por muchas lágrimas que me cuesten algunos casos (que a veces ni puedo resolver por todas las trabas que me ponen) sigue siendo gratificante porque luego están los pequeños gestos de gratitud que te hacen olvidar todo lo malo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy reconfortante, tanto para ellos como para nosotros.

      Eliminar
  12. Hacéis una labor encomiable y desde luego que ella, esté donde esté, te lo agradecerá eternamente. Un besazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, espero que esté descansando porque ya acabó el sufrimiento

      Eliminar
  13. hola
    desde luego que lo he leido y te felicito por ello. me puedo intentar imginar lo duro que puede llegar a ser y te comprendo cuando dice que no puedes dejar de llevarte tu trabajo a casa en algunas o bastantes ocasiones.
    enhorabuena tienes que estar contenta aunq sea duro ^_^
    saluditos y mucho ánimo, sigue así

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, intento que no me afecte pero es humano tener sentimientos :)

      Eliminar
  14. tienes un trabajo muy duro, no todo el mundo puede hacerlo. pero si podemos aportar nuestro granito de arena, para mejorar el bienestar de las personas, hay que hacerlo.
    Me alegro por tu valentía, ánimo.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mónica, a pesar de ser muy duro siempre pienso que podemos hacer algo

      Eliminar
  15. Admiro muchísimo esas sonrisas en la boca porque son complicadas... creo que lo mejor sin duda es poder irse con el mínimo dolor posible, así que en esos casos veo lógico que pautaran una medicación algo más fuerte. Es normal no acostumbrarse, es difícil separar.
    Un besote preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre que voy a entrar a ver a alguien 'complicado' respiro hondo y saco la sonrisa, suelen sentirse muy reconfortados.

      En esta ocasión luché porque no le habían dejado nada puesto ¬¬

      Eliminar
  16. ¡Menos mal que todavía queda gente como tú! Gracias por lo que le aportas al mundo.
    Ánimo.

    ResponderEliminar
  17. ¡Gracias por tu humanidad! Siempre te lo agradecerán.
    Un besote de Lamiradadeluci

    ResponderEliminar
  18. Te admiro, yo no podría hacer un trabajo así. Soy de las que lloran por todo, y no podría resistirlo, ni podría no llevarme el trabajo a casa.
    Animo, y sigue para adelante, que por desgracia mucha mas gente te va a necesitar :(
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está la cosa fastidiada, pero pensar que en esos momentos puedes hacer algo por ellos es muy reconfortante

      Eliminar
  19. Tenemos una profesión muy dura. Yo trabajo en una residencia, que aunque de otra manera también tiene su parte difícil, y pensar que alguien se marcha de esta vida sin dolor, un poco gracias a nuestra ayuda, es una forma de llevarlo de otra manera. Saludos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos comprendemos bien, es duro, sí; pero saber que los puedes ayudar también te ayuda a ti misma

      Eliminar
  20. Pone los pelos de punta tu entrada. Y estoy contigo, es una pena la muerte de una persona, pero peor es ver como sufre lentamente. Hay gente que vale la pena y mucho, y tú eres una de esas personas. Un besico preciosa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras, gracias :)

      Eliminar
  21. si que es durisima la planta en la que estas, pero tu labor es enorme.

    http://losviajesysibaritismosdeauroraboreal.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  22. Que vivencias mas duras pero que labor tan importante ejerces!! Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  23. Qué pena :( Peroal menos pudiste hacer algo por ella, es una suerte, como una bendición o algo así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro de la pena, parece que es menos pena porque ella no sufrió

      Eliminar
  24. ains mi niña. Yo me emociono cada vez que cuentas cosillas que te emocionan. Un besito grande y un abrazo

    ResponderEliminar
  25. qué linda eres como persona y como profesional, si alguna vez tuviera que ir al hospital, aunque espero que no, me encantaría encontrarme a alguien como tú, te mereces todo lo mejor!

    besitos

    ResponderEliminar
  26. Es una planta dura pero también te enseña mucho de las personas. Yo estuve en esa planta cuando hice mis prácticas de auxiliar y volvería porque me gusta poder sacar una sonrisa a las personas y escucharlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La otra noche una paciente cuando me vio y le dije que me quedaba toda la noche se puso a llorar de emoción, dice que se siente muy reconfortada conmigo ^^

      Eliminar
  27. Ay amiga... que bueno que esa señora encontró alguien como tu... en el caso de mi mamá gracias a Dios no sufrió dolor, pero con la "excusa" de que ya están en estado terminal a veces no quieren administrarle ni remedio para la fiebre...
    Menos mal que nosotros viendo esas situaciones le teníamos muchísimas cosas y con una tía enfermera (y con la pasantía obligada que me tocó a mi hacer porque a veces hasta flojera de retirar las vías tienen...) ya estabamos apañadas como dicen uds jejeje.
    Pero como en todo, también tuvimos buenos profesionales, gente excepcional que se comportó excelente, gente así como tu que en algún momento nos echó la manito!
    felicidades y amen porque cada vez sean más las personas que hacen las cosas con amor
    www.mamiandbaby.net

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Donde yo estoy suelen cuidar mucho a los pacientes terminales, a esta señora aún no había ido a verla los especialistas de paliativos.

      Gracias por tus palabras :)

      Eliminar
  28. Eres una angelita :D

    su hijo siempre te estará agradecido y ella habrá pasado sus últimas horas tranquila y sin dolor, tienes verdadera vocación y de eso falta mucho en el área de la salud, uno ve cada cosa que nos convertiríamos en homicidas si decidiéramos hacer algo con los profesionales descorazonados u_u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias reina, me quedó ese consuelo y tranquilidad

      Eliminar