Seguidores

sábado, 26 de noviembre de 2011

Se Acabó: Tónico Facial (II)

Ha pasado ya bastante tiempo desde que hice una entrada de este estilo. En la ocasión anterior gaste el tónico de Mercadona (puedes ver la entrada aquí).

En esta ocasión he terminado un tónico de Essence

Tónico My Skin, ESSENCE

DSC01230

La foto es mía

Lo que dice el envase:

No viene en español, así que os dejo lo que he podido traducir.

Tónico refrescante. Aclarante, suavemente hidratante.

El complejo skinfit.

• El extracto de Lychee hidrata intensamente.
• El aceite de semilla de uva, rico en proteínas y fructosa, suaviza y alisa la piel

El tónico refrescante e hidratante es el final perfecto para la rutina de limpieza diaria. Los ingredientes activos valiosos del lychee y la uva azul limpia eficazmente los últimos restos y hace que la piel esté notablemente aclarada y con energía. El fragancia a fruta - fresca hace que sea divertido!

• Aplicar mañana y noche sobre una bola de algodón, evitar el contacto con los ojos y la boca
• A continuación, utilice una crema essence my skin.

Compatibilidad con la piel dermatológicamente comprobada

Lo que digo yo:

Trae 200 ml y cuesta 2’49€. Yo lo compré en un centro de estética de mi ciudad pero ya sabéis que hay muchos sitios donde venden la marca.

Me gustó mucho, muchísimo. El olor es bastante agradable y su textura es líquida. Limpia muy bien y a mí me deja la piel bastante hidratada.

Por ponerle una pega, tarda un pelín en secarse una vez aplicado. Claro que, esto puede ser porque use demasiado producto.

Cunde bastante, lo estuve usando a diario e incluso me llevé un botecito al viaje de novios. Aún al volver del viaje seguía quedando producto en el bote pequeño.

¿Lo recomiendo? SI, SI y SI. Que cada piel es un mundo es de sobra conocido pero a mí me ha ido bastante bien y no quería dejar de compartirlo.

Nos leemos en próximas entradas

jueves, 24 de noviembre de 2011

He Leído: Desnudas

A falta de internet, y puesto que no todo era limpiar y planchar pues me dio por leer para “matar” el tiempo.

Desnudas; de Mónica Ceño

Saqué la foto de aquí

Dice la sinopsis:

La imagen de las mujeres que vemos en televisión, en pasarelas y en revistas no se corresponde con la de la mayoría de nosotras. Estas modelos esbeltas y bellas están muy lejos de la realidad.

El 98 por ciento de las mujeres españolas no están contentas con su cuerpo. Sin embargo, todas tenemos un enorme potencial que puede hacernos encantadoras y atractivas. Sólo tenemos que cuidar nuestra autoestima y reforzar la confianza en nosotras mismas sin necesidad de recurrir a métodos drásticos. Simplemente hemos de aprender a querernos.

No te proponemos que hagas dietas drásticas ni que te sometas a tratamientos agresivos. El objetivo de este libro es ayudarte a que te sientas mejor, a que aprendas a sacarte partido y a sentirte segura de ti misma.

La experta en imagen Mónica Ceño nos invita a rebelarnos contra la dictadura de la imagen impuesta. Y empieza por enseñarnos a mirarnos al espejo: a vernos con nuestros propios ojos y a darnos nuestro propio valor.

Puesto que no existe un patrón de belleza universal, todas podemos ser bellas, gustar a los demás y sobre todo a nosotras mismas. Aprende a quererte y a gustarte delante del espejo también desnuda.

 

Digo yo:

El libro es la edición normal a la venta, de la editorial Aguilar perteneciente a Santillana. Tiene 212 páginas y no sé cuál será su precio actualmente puesto que lo saqué de la biblioteca.

Es un “complemento” a un programa que se emitió en el canal Cuatro y que si no me equivoco ahora emiten en el canal Divinity.

Me gustó el subtítulo del libro (Aprende a quererte tal como eres) y la sinopsis me atraía mucho y pensé: a ver qué nos cuenta. Y contar lo que se dice contar… pues cuenta muchas cosas.

Es un libro que me produce sensaciones encontradas, dependiendo de si pienso en él de forma objetiva o subjetiva.

Subjetivamente:

Te levanta el ánimo, te demuestra que con un poco de esfuerzo puedes mejorar aquellos aspectos que te molestan (y que son mejorables). Da buenas ideas sobre cómo combinar ropa, te explica cosas sobre tejidos, su forma de cuidarlos; sobre tratamientos faciales, corporales…

Uno de los capítulos que más me gustó fue ORGANIZA TU ARMARIO. Con mi mudanza al nuevo piso me ha servido mucho. Aunque no lo he organizado como decía el libro, sí que me ha ayudado por lo menos a darme ideas sobre cómo hacerlo.

Objetivamente:

Es un libro como tantos otros. No dice nada que no nos hayan dicho en la tele o en revistas o en tantos otros sitios; lo que ocurre es que aquí tenemos todas esas panaceas reunidas en unas cuantas páginas.

Uno de los “errores” que le encuentro es que le faltan fotos, fotos y más fotos. Mi madre lo lee y al ver trajes wrap, se queda igual que antes de leerlo. Pero claro, no olvidemos que es un libro complemento a un programa. Quiero imaginar que en la tele sí que mostraban visualmente ejemplos de cada cosa que explicaban.

Otro de los “errores” que le encuentro en realidad casi que ni lo es pero no quería dejar de decirlo. Te da consejos por ejemplo, si tienes poco pecho, la ropa que debes ponerte para verte mejor. También por ejemplo si tienes un trasero voluminoso qué ponerte para disimularlo.

Si eso está muy bien pero, si eres plana y tienes culo panadero y las prendas que recomiendan para ambos “fallos” se contradicen entre sí… ¿qué te pones entonces? ¿Sales desnuda?

Imagino (de nuevo) que en el programa de televisión mostrarían soluciones a estas circunstancias.

Entonces… ¿qué? ¿Me ha gustado? ¿Lo recomiendo?

Pues a pesar de todo lo dicho sí que recomiendo leerlo pero no comprarlo. No está de más leerlo, anotar en un cuaderno personal aquello que nos llama la atención y luego si pasado un tiempo queremos recordar aquello que apuntamos pues con buscar en internet tendríamos suficiente.

Soy pirata, en este caso recomiendo leer sin comprar.

Siempre me gusta destacar alguna frase o parte del libro que me ha gustado o llamado la atención. En este caso me quedo con el último párrafo de la sinopsis.

“Puesto que no existe un patrón de belleza universal, todas podemos ser bellas, gustar a los demás y sobre todo a nosotras mismas. Aprende a quererte y a gustarte delante del espejo también desnuda.”

Si alguna lo ha leído o ha visto el programa tengo ojos abiertos a todos los comentarios que queráis hacer.

 

Nos leemos en próximas entradas

martes, 22 de noviembre de 2011

Lo Confieso: Soy Ama de Casa

Como creo que alguna vez conté, soy enfermera. Mis contratos suelen ser sustituciones en verano, navidad, puentes… Vamos, que trabajo cuando no quiere trabajar nadie.

Aún siendo sustituta me dieron mis días correspondientes de permiso matrimonial y los cogí los últimos 15 días de contrato.

Y bueno, a la vuelta del viaje de novios… no hay contrato, ya llamarán. Empecé mi súper rutina de ama de casa con la esperanza de que pronto se vería rota por el trabajo.

Llevo desde que volví sin “trabajar”. Sí, sí, “trabajar” de trabajo remunerado porque llevar la casa tampoco es moco de pavo. Llevarla bien, está claro.

Ahora mismo mi rutina es sólo eso, la casa. Lavo, plancho, friego, barro, hago de comer…

Al principio lo llevaba un poco regular porque tampoco hay mucho que limpiar y me aburría mucho. El internet tardó en llegar más de lo esperado y pensé morirme de aburrimiento.

Me salva un poco que me gusta la cocina y siempre estoy ideando qué hacer de comer.

Una tarde me aburrí y dije: pues voy a hacer magdalenas. Saldrán mejor en próximas ocasiones; pero entre que las preparé y las hice llegó la hora de la cena y ya había echado la tarde.

07112011071

La foto es mía

 

¿Y a vosotras, os gustan las tareas de la casa?

 

Nos leemos en próximas entradas

jueves, 17 de noviembre de 2011

El día B (de Boda Bonita)

Pasa el tiempo volando, hace 2 meses de mi última entrada (programada) y por tanto dos meses del día de mi boda.

Os puedo decir que el día no fue como imaginaba y esperaba, no… fue AÚN MEJOR. Estuve muy tranquila durante todo el día salvo el momento en que me bajaba del coche en la puerta de la Iglesia.

Ahí sabía que estaría todo el mundo mirándome y yo sólo quería estar dentro y verlo a él! Y cuando ya lo vi os juro que se me quitaron todos los nervios de golpe. Estaba tan guapo, tan espectacular, por qué no, que sólo importábamos él y yo.

Mientras entraba, mi amiga del alma se puso a cantar, y también lo hizo en otros momentos de la ceremonia; algo que emocionó a todos los invitados.

Ni atranques a la hora de leer, ni lágrimas ni nada, cuando me di cuenta ya era una señora casada.

Al salir echaron ¡¡trigo!! que habíamos preparado en bolsitas el día anterior, y también pétalos de rosa. Cuando acabó la “lluvia” mi ya marido mandó “callar” a los invitados y alguien me dio una caja.

Al abrirla… volaron mariposas! Ese fue uno de los momentos emocionantes del día, emocionantes fuera de lo típicamente emocionante.

¡Qué de comida! Comimos mucho y muy bueno y llega la hora de la tarta, se apagan las luces y veo que llega y… espera, ¿los muñecos? Ay madre!! Son MIS muñecos! Y es que dos días antes de la boda me habían dejado tirado sin el muñeco que había encargado. Mi marido que es un sol lo buscó por tierra, mar y aire y allí estaba!

Luego pusieron un vídeo que habían grabado nuestros amigos, en él explicaban ellos cómo lo habían conocido a él y ellas cómo me habían conocido a mí.

Para este momento yo ya le había regalado a mi amiga del alma (la cantaora) la primera pieza para su futura boda, unos muñecos para la tarta.

El baile, todo, todo fue espectacular.

Pero para espectacular el sitio donde pasé la noche de bodas y los dos primeros días como casados. Una espectacular suite en un hotel con spa y vistas a la playa!

Sin duda, volvería a casarme!

Otro día os contaré cositas sobre el viaje de novios (a Italia). Os dejo unas fotos de mi día B, el día más feliz de mi vida.

IMGP0814IMGP0817IMGP0819IMGP0827IMGP0834IMGP0843IMGP0848

DSC00314DSC00317

 

Nos leemos en próximas entradas