Seguidores

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Today 5.12.15–Un Año Desastroso

Dónde tendré la cabeza que estaba convencida de que el día para el Today 2015 era el 15 de este mes.

Ha sido un año desastroso, empezó mal y no termina igual de mal porque alguna cosa buena lo ha mejorado y porque aún por desgracia quedan bastantes días del mes como para definir al 2015 como un año mierder.

Ahora mismo mientras escribo estas palabras ni me acuerdo de lo que me propuse al comienzo del año así que pestaña en Chrome y a sorprenderme a mí misma.

Bueno, pues parece ser que según os contaba aquí mis propósitos eran:

1. Cumplir al menos 3 objetivos de los que se quedaron a medias en años anteriores

Maquillarme más a menudoAprender a plancharme el peloEncontrar un trabajo medianamente estable
Reorganizar el maquillajeDejarme el pelo suelto más a menudoPonerme las lentillas más a menudo
Desastre total. A mi favor tengo que decir que estoy muy orgullosa del de reorganizar el maquillaje ya que he tirado muchísimas cosas. No todas, pero algunas las podéis ver en instagram siguiendo la etiqueta #NOaldiógenespotinguil


2. Hacer una tarta to’ chula para el cumpleaños de mi hija

Lo doy por cumplido a medias porque no hice tarta pero le hice un vestido muy bonito


3. Abrir una tienda en etsy para mis manualidades de punto de cruz

¿En serio? No sé qué me había fumado para hacer este propósito


4. Renovar mi armario y tirar/donar la ropa que no me pongo



Lo doy por cumplido porque he sacado del armario muchísimas cosas que ni me ponía ni me pensaba volver a poner

5. Aprender punto o ganchillo

Lo intenté pero no hubo manera. Para el punto medio-medio pero el ganchillo y yo no somos amigos

6. Hacer una entrada a la semana en el blog

Parece que está claro que no se ha cumplido. En marzo pensaba hacer una entrada sobre “chuminadas” mías de la maternidad pero se puso mi suegro malo y después de que falleciera se me fueron las ganas, luego no encontraba momento para ponerme y he terminado afianzando la idea de no volver. No voy a cerrar el blog pero no volveré a escribir.


7. Mantenerme firme con el BLW (Baby Lead Weaning)

Me costó mucho porque el entorno no me ha sido muy favorable pero lo hemos conseguido.



8. Leer al menos 12 libros

Lo doy por cumplido porque no pierdo la esperanza de llegar a los 12 antes de terminar el año, en cuanto encuentre el ebook lo consigo porque dejé el libro número 12 a pocas páginas de terminar


9. Hacer deporte al menos una vez a la semana

Nada de nada



10. Recuperar mi rutina facial

Sorprendentemente conseguido, ¡¡bravo!!


11. Confiar más en mis capacidades como madre

Mantenerme en mis 13 con el tema lactancia y BLW me han dado mucha fuerza aunque algún día flaqueo


12. Recuperar algunos tiempos a solas en pareja

No tanto como quisiéramos pero sí que hemos pasado tiempo solos y junticos


13. Ir a la playa en verano

Conseguido, aunque sólo fuera como excusa para llevar a la niña


14. Hacer limpieza en redes sociales, blogger y móvil

A medias sólo porque aunque tengo que hacer más limpieza y dejarme de lástimas y porsiacasos


15. Gestionar mejor los ataques de mala leche que me dan

Me siguen dando ganas de liarme a hostias a mano abierta con demasiada frecuencia. A mi favor, si es que hay alguna excusa, debo decir que me provocan mucho, jajajaja.

Ahora que hago recuento…
- 6 objetivos sin conseguir
- 2 objetivos a medias
- 7 objetivos cumplidos

Igual no ha estado tan mal lo de los propósitos aunque el año haya sido un despropósito en sí mismo. Si me animo con el Today 2016 lo haré en instagram

¿Qué tal os ha ido a vosotros?

lunes, 23 de febrero de 2015

Tag: Si Fuera

Me estoy copiando, así de claro, me estoy copiando.

Estoy poniéndome al día con posts pendientes de gente a la que sigo y vi un tag que me pareció interesante / gracioso así que aquí estoy.

Se lo he visto a Marialu de Star en rojo, de ahí Bettie de Cuaderno de retales lo hizo  sobre ella misma y sobre su pareja.

He pillado a esposo por banda y los dos hemos contestado sobre mí, veamos si coincide lo que yo pienso sobre mí y lo que él piensa sobre mí, espero seguir casada al final de la entrada.

Mis respuestas en verde, las suyas en azul

Si fuera:

1. Un color

Verde
Verde

2. Una ciudad

Granada
Florencia

3. Una bebida

Tinto de verano sin alcohol
Cerveza sin alcohol

4. Un libro

El libro gordo de Petete ¬¬
Cualquiera de Carlos González xD

5. Una película

La vida es bella
Y decirte alguna estupidez, por ejemplo te quiero

6. Una estación del año

Primavera
Primavera

7. Un capricho de maquillaje

Agua micelar, según él por lo porculera que soy con este tipo de productos, jajajajaja
Mascarilla

8. Una prenda de ropa

Sujetador de lactancia, no sé si reír
Pijama

9. Una fruta

Caqui
Sandía

10. Una cantante

Rihanna, pues no sé yo por qué
Ana Gabriel

11. Un animal

Canario, porque son muy alegres
Mariposa

12. Un deporte

Voleibol, pero qué me estás contando
Sofing

13. Una actriz

Renée Zellweger, espero que no sea por su último cambio de look
María Pujalte

14. Una comida

Torta de papas cocidas
Tortilla de patatas

15. Una flor

Margarita
Clavel

16. Un personaje de animación

Arenita, la amiga de Bob Esponja
Miki (La familia crece/Marmalade Boy)

17. Profesión

Enfermera
Enfermera

18. Unas vacaciones

Crucero
Crucero

19. Una canción

No te detengas, Quinta Esencia. Buena elección (aquí)
Caperucita, Ismael Serrano

20. Un personaje mítico/mitológico

Venus
Casandra

Al final no ha habido divorcio, todo sea por las respuestas en las que hemos coincidido, en las que no ha sido así pero me han gustado y sobre todo porque la canción elegida por esposo me ha inspirado para nuevos proyectos


CANGREJO_ADIDOS2

sábado, 14 de febrero de 2015

Mamá Cangrejo: Lactancia Materna

Antes de nada quiero hacer algunas aclaraciones sobre esta entrada:

- NO es un debate Teta Vs Biberón, básicamente porque no creo que mi nivel de repercusión dé como para que se forme un debate

- Os voy a contar MI experiencia en el tema con la cual no tengo intención de sentar  cátedra ni nada similar

- Si una vez que la leáis creéis os ha sido útil o creéis que puede ser útil a alguien que conozcáis sois más que libres para compartirla (si citáis la fuente ya sería la repanocha ^^)


Una vez hechas las aclaraciones vayamos a la teta tema del post.

Cuando me enteré que estaba embarazada y una vez avanzado el embarazo empecé a pensar en el tema aunque no mucho, en mi cabeza como que dar el pecho era lo esperado, era lo natural, lo típico… como queráis llamarlo.

Aún así, y yo con mi tiempo libre que me daba para mucho decidí informarme sobre el tema al igual que estaba haciendo con otros aspectos del embarazo.

Mi amiga Lucía me contó que había reunión del grupo de apoyo a la lactancia de nuestra ciudad (Lactalmeria) y que ella iba a ir y yo que me apunto a un bombardeo y que me gusta formarme pues fui con ella.

Cada una hablaba de su experiencia, contaba por qué había ido… ese día sin saberlo comencé a admirar muy mucho a mi amiga y se convirtió en uno de mis referentes.

Aquello parecía “sencillo” y si tenía algún problema había gente a la que acudir. En el mes de mayo estando ya casi en la recta final acudí de nuevo a la reunión para consultar dudas que me quedaban. Además, en las charlas de preparación al parto la enfermera nos informó mucho sobre lactancia y ella misma también nos habló del grupo de apoyo.

Y claro, llegó Junio pero no pude acudir a la reunión porque fue justo el día que salía de cuentas pero total, ¿qué podía salir mal?

Después del parto y estando ya en la habitación de postparto la matrona me preguntó si quería dar el pecho y me ayudó a ponerme a Merche al pecho. Se enganchó de momento y de hecho mientras ella mamaba yo me puse a escribir sms para contar del nacimiento y les decía que estaba bien enganchada.

Ay no, si lo sé dejo el móvil para otro momento.

Al soltarse me di cuenta que la niña había hecho succión sí, pero no con el pezón en la boca sino con la areola con lo cual ese primer estímulo y llamada creo que se retrasó un poco.

Luego fue cuando se complicó un poco el postparto y no podía tener a la niña enganchada porque estaban encargándose de recuperarme a mí y yo no me encontraba con muchas fuerzas.

Cuando por fin llegamos a la habitación vino una enfermera y me ayudó a ponerme a la niña al pecho ya que yo estaba un poco débil y me explicó cuál era la mejor postura: piel con piel, barriga con barriga.

Pero la niña no enganchaba bien, lloraba, claro, qué podía hacer sino una niña recién nacida, yo intentaba volver a ponerla, estábamos cansados, a mí me dolía… y para más inri la chica de al lado estaba tan “feliz” descansando ya que su bebé tomaba biberón y se estaba encargando su madre del bebé durante la madrugada.

No paré de ponerme a la niña en toda la noche, al menos de intentarlo aunque no con mucho éxito, al menos eso creía.

Al día siguiente yo no pude ir a la primera revisión de la pequeña y fue esposo.

- ¿La niña está tomando pecho o biberón?

- Pues mi mujer quiere darle pecho pero es que creo que no tiene pezón, y claro la niña no está comiendo nada

- Ah, pues que se ponga unas pezoneras.

Ummm, relax, Vanessa, relax, no  te acuerdes de todas las generaciones de aquel pediatra, respira hondo.

Esposo fue y me compró unas pezoneras pero aquello seguía pareciendo un fracaso, y pasé todo el día con la niña en la teta (¿dónde mejor va a estar un bebé recién nacido?) y con muchas visitas, cada visita con su opinión y su mejor forma de hacerlo todo y yo con ganas de mandarlos a todos a tomar fanta.

Nota: no vayáis a ver a una mujer recién parida al hospital a no ser que ella expresamente os diga que vale, que vayáis.

Y otra noche con la niña pegada a todas horas (salvo unos minutos en que nos quedamos dormidas y esposo nos hizo una foto muy tierna ^^) y al día siguiente más lágrimas, más cansancio, la niña que parece que no come.

Como tuvieron que hacerle un análisis de sangre aprovecharon para hacerle la prueba del azúcar y andaba algo bajita por lo que me recomendaron que la pusiera mucho al pecho (¿más aún?) y que por la comisura le diera apenas unas gotas de leche de fórmula para estimular la succión.

Con lágrimas en los ojos le dije al enfermero: ¡¡¡de aquí no sale nada, no puedo!!!

Hizo algo poco ortodoxo pero que me dio un empujón en mi empeño, me pegó un estrujón en la teta y ¿sabéis qué? Que salieron unas gotas de calostro y ahí fue cuando dije: pues sí que sale, no me doy por vencida.

Llegamos a casa de mi madre y como me negaba a darle fórmula dije que si había que “estimular” lo haría con mi propia leche así que compramos un sacaleches. Esposo le contó a la chica de la farmacia que las pezoneras estaban siendo un cuasifracaso y le recomendaron que me comprara una talla mayor.

Oiga, esto se dice antes porque fue ponerme unas de mayor talla y la niña empezar a comer mejor.

Aún así la niña seguía despertándose cada poco, apenas durmiendo, otra vez teta, se duerme comiendo, la echas a dormir pero vuelve a despertarse… y así un bucle que parecía no tener fin.

La subida de leche me dio creo que a los 5 días. ¿Cómo me di cuenta? Pues porque lo que salía de la  teta empezó a tener color de leche y porque vi los restos en la boquita de Merche.

Qué bien, ya tengo leche, esto va a ir de lujo. Pues no.

Le vimos restos blancos en la boca y resultaron ser hongos y en nuestra ignorancia pensamos que si le retiraba las pezoneras ella me los contagiaría a mí, yo a ella y así en otro bucle sin fin.

Segundo error (los hongos no pueden crecer en el pecho), el primero fue comenzar a usar las pezoneras.

La niña iba cogiendo bien peso así que más o menos iba sobrellevando el tema de no dormir y estar todo el día en top less porque saber que ella estaba bien me compensaba todo.

Y de repente una semana se estancó y cogió muy poco peso, sin saberlo habíamos topado con la crisis de las 5-6 semanas. Más info aquí

La primera la habíamos pasado sin saberlo y las que vinieron después también, esta niña las ha pasado TODAS.

La niña quería comer, yo parecía que no tenía suficiente leche, cada semana era una tortura ir a pesarla y en la revisión de los dos meses el pediatra me dijo que iba algo “justa” y me vine muy abajo porque si la niña seguía así habría que empezar a meterle leche artificial.

Comencé a sacarme leche con el sacaleches para ofrecérsela después del pecho y cogía ese biberón la gran mayoría de las veces así que se “afianzaba” la idea de que la niña pasaba hambre Triste

Y llegó Carlos González con su libro, bueno, llegó el momento en que empecé a leerlo y me di cuenta de que todo lo que me pasaba era normal, que yo tenía leche, que no tenía que dejar de luchar (si quería luchar) y que las pezoneras estaban siendo uno de mis mayores enemigos.

Por favor, que alguien recomiende la lectura obligada del libro Un regalo para toda la vida a aquellas mujeres que quieran dar el pecho, que lo lean estando aún embarazadas.

Y me propuse con más empeño aún (¿más?) quitar las pezoneras. Y ocurrió, después de casi 3 meses de vida Merche se cogió al pecho sin pezoneras durante la toma completa.

Fue entonces cuando mi feliz lactancia comenzó a  ser más feliz aún.

Como la niña comía mejor sin pezonera había menos leche que sacar con el sacaleches y finalmente lo aparqué.

Llevábamos 3 meses de lactancia y pensé: venga, a ver si llego a los 4, a ver qué me dice el pediatra en la revisión.

No sé exactamente cuál fue mi cara al oír al pediatra pero mi orgullo se hinchó muchísimo cuando el pediatra tras apuntar el peso en el ordenador volvió la cabeza y me dijo:

- La niña está MUY bien de peso, sigue así

oh_yeah_obama

Como el peso iba muy bien y yo quería seguir dando el pecho el pediatra me dijo que así podíamos seguir y que nos veríamos en la revisión de los 6 meses.

¿Sabéis qué?

Que en la revisión de los 6 meses todo seguía perfecto y empezamos con la alimentación complementaria (estoy siguiendo el método BLW del que os quiero hablar en una próxima entrada).

Y en esas estamos, Merche tiene 8 meses y seguimos con el pecho. La pregunta que me hace casi todo el mundo ahora es: ¿hasta cuándo?

Mi respuesta: HASTA QUE ELLA QUIERA.

7726697290_93e8fbbb0a

Si habéis llegado hasta aquí llega lo mejor: las conclusiones.

- Si quieres dar el pecho está bien, si no quieres darlo también, pero si quieres darlo no dejes que nadie te haga cambiar de opinión, sobre todo si quieres intentarlo

- Dar el pecho es algo natural y todo puede ir bien, si algo va mal busca ayuda

- Dar el pecho no duele, las grietas no son normales, si te pasa algo así, busca ayuda

- Sitúa al grupo de lactancia más cercano de tu entorno, puedes buscarlo aquí y si no tienes ninguno cerca también te ayudarán en algunos grupos de facebook, yo os recomiendo en el que yo estoy, Asesoras de Lactancia online

- Lee mucho

- Léete el libro de Carlos González Un regalo para toda la vida

- Ten una red de apoyo, gente que no tiene exactamente que compartir tu opinión sino respetarla, ésto es lo más importante, LO MÁS.

- “Busca” personas de referencia, a veces el mal de muchos consuelo de tontos puede servir, si yo te sirvo, adelante. En mi caso mis referentes fueron algunas amigas:

     * Lucía,  con su lactancia diferida (sacarse leche para darla después)

     * Gema, con su insistencia con la máquina infernal (sacaleches doble de Medela), con su segundo bebé consiguió lactar perfectamente y sin problemas

     * Sonia, con su primera hija no pudo dar el pecho y pudo sacarse la espinita con su segundo bebé y ha disfrutado varios meses de lactancia mixta (combinar lactancia materna y artificial)

- Salvo casos muy raros, creedme, MUY raros, (casi) todas las mujeres podemos dar el pecho

- La leche no se acaba, no se pone mala, no se retira por un disgusto, el pecho es un grifo y su producción está directamente con la demanda, más estímulo, más producción

- No te dejes influir por los opinólogos y opinólogas, sobre todo quienes no han dado el pecho, que no son padres y que no tienen ni puñetera idea de lo que están hablando

- Respeta a las madres que hay a tu alrededor, todas somos buenas madres independientemente de la forma que tengamos de alimentar a nuestros bebés. Suele haber mucha guerra teta-biberón. A mí me han llegado a llamar cateta y cavernícola por dar el pecho y conozco a amigas que les han dicho que están desnaturalizadas por dar biberón

- Si tienes que tomar algún medicamento o seguir algún tratamiento, la página http://e-lactancia.org/ es tu amiga, ponla en favoritos

- Insisto, si quieres dar pecho no tires la toalla, lo más probable es que el problema que te surja tenga solución, tú y sólo tú decides hasta donde quieres intentarlo y ese límite estará bien siempre que te haga feliz


Una ronda de mojitos para todos si habéis llegado hasta aquí, sin alcohol para las mamis que lactamos.


keepcalm21

viernes, 23 de enero de 2015

Regalos de Reyes 2015

En este mes de enero hay unos cuantos clásicos en cuanto a tipo de entradas:

- Favoritos del año (con todos los subapartados que queramos: cosmética, maquillaje, lectura, viajes…) : tiempo para probar he tenido poco

- Propósitos para el nuevo año : ya os los conté aquí 

- Compras en las rebajas : es difícil ir con el carro pero algo ha caído y como tengo que cambiar un pantalón pues daré una segunda vuelta

- Regalos de Reyes : a eso mismo vengo hoy


Ya os digo que parece que me he portado bien y que no creo que debieran haberme traído tantas cosas.


- Unas gafas de sol. A ver cómo os lo explico… deben ser las primeras gafas de sol en toda mi vida que me ha gustado como nos quedan a mí y a mi bolsillo

polaroid-p8339-black-brown-sf-pz


- Perfume de Dolce & Gabanna. Llamadme tonta pero me dio mucha vergüenza este regalo, demasiado caro Sorpresa Esposo dijo que me lo merecía, eso y que dejaron de fabricar mi colonia favorita del mundo mundial y barata a partes iguales

the-one-women-estuche


- Tensiómetro digital. Hemos tenido que jubilar a mi tensiómetro manual, ese que me llevaba acompañando desde que entré a la universidad en 2001, ese que tantas monedas de 50 céntimos me ha ayudado a conseguir, ése, ese mismo al que se le rompió una de las gomas y que desde entonces no da cifras fiables.

tensiometro


- Libro: Entre tu pediatra y tú, Carlos González. Tengo afán Pokemon de hazte con todos y es uno de los títulos que me faltaban por leer.

tupediatraytu


- Zapatos Geox. Yo había pedido unos botines cómodos para todos los días pero resulta que cuando esposo compró el regalo a mi hermano (estaba por el centro) vio también unos zapatos muy monos para mí. No son unos botines pero oye, bien bonitos (y cómodos) que son

geox


- Libro: La vida es suero, Enfermera Saturada. Tenía que hacerme con él, anécdotas de enfermería, cosas sobre la profesión… estaba claro que era un acierto seguro. Eso y que lo pedí expresamente

lavidaessuero


Ya en modo cursi os puedo decir que el mejor regalo de todos fue poder disfrutar en familia del roscón, de ver a mi sobrino ilusionado con sus regalos, de vernos todos a todos con las caritas de oh qué será.

Eso y recordar que el año pasado por Reyes abrimos el sobre en que nos decían que bebé era una pequeña princesa.

No os pregunto cómo se han portado los Reyes porque algunas veo que os habéis portado incluso mejor que yo ^^


CANGREJO_ADIDOS2

P.D. Lo más probable es que la semana que viene os ataque de nuevo con una entrada maternal xD

miércoles, 14 de enero de 2015

Mamá Cangrejo: El Parto


twitter

Prácticamente la tenía lista, lista para programar tras los últimos repasos ortográficos y gramaticales pero no me convencía así que hoy me he levantado dispuesta a escribirla de nuevo.

Así que aquí estoy, dispuesta a contaros mi experiencia sobre lo maravilloso del parto, y no es ironía.

Hay tantas historias de partos como partos en sí y yo tenía en mi cabeza dos referentes en este tema: mi madre y mi tía.

Mi madre porque se puso muy nerviosa en los dos partos, parece ser que no colaboraba mucho y el primero (mi hermano) terminó en cesárea y el segundo (yo) casi también aunque al final se quedó ‘sólo’ en fórceps.

Mi tía porque con los dos primeros partos se fue muy pronto al hospital y aquello se le hizo eterno. Con el tercero esperó tanto que casi se le sale, desde que llegó al hospital hasta que nació mi primo pasó apenas una hora.

El momento de dar a luz es algo en lo que todas las mujeres pensamos cuando estamos embarazadas, algunas piensan en ello hasta sin estarlo (conozco varios casos de chicas que no se deciden a tener hijos por miedo al parto).

Durante el embarazo me fui preparando para ese momento, que si ejercicios para fortalecer suelo pélvico, respiraciones, infusiones, masaje perineal… todo para que la experiencia fuera lo más bonita y fácil posible.

El parto no es un examen al que a última hora decides no presentarte, el parto VA A OCURRIR. Es por ello que considero que estaba muy mentalizada a lo que el parto podía significar: muchas horas, mucho dolor, esfuerzo, cansancio e incluso la posibilidad de acabar en cesárea.

Existe la posibilidad de llevar al hospital tu plan de parto pero yo en mi caso no lo vi necesario, me informé y confirmé lo que sabía sobre el protocolo que se seguía en mi hospital y lo único que le dije a mi marido fue: por si me pongo nerviosa, quiero que todo sea lo más natural posible pero no me opongo al hecho de que tengan que intervenir con algo. Y por favor, si es cesárea que nadie coja al bebé hasta que yo llegue a la habitación.

Y aunque no lo llevé escrito sí que tenía mi idea sobre el parto: dilatar en pelota de Pilates y dar a luz de pie, sin epidural y sin episiotomía.

También tenía mi idea sobre el post parto inmediato, cómo sería el ingreso.







El post parto inmediato fue muy malo y os lo cuento primero para no terminar la entrada con mal sabor de boca.

Sangré un poco-bastante y estuve bastante floja hasta el alta, de hecho al alta me fui a casa de mi madre.

Pero antes de llegar a casa de mi madre.


Días  previos

Salía de cuentas el día 10 y desde antes de ese día la pregunta era continua: ¿ha pasado ya? Tengo una panza como una sandía, ¿tú que crees?

La verdad es que en la semana previa tuve los nervios a  flor de piel, más por lo metiche de alguna gente que por mí misma. Sin embargo el día 13 me levanté de muy buen humor: llevaba 9 meses esperando ese momento y no quería pasar los últimos momentos de mi embarazo de mala leche.

Además, el día 9 había echado el tapón mucoso, en la revisión del día 11 ya aparecían contracciones preparatorias y me habían dicho que si para el 18 no había dado a luz lo provocarían. Bueno, también estaba el comentario de la matrona el día 11 (mientras me miraba de arriba a abajo): tranquila, si a la semana que viene no llegas.

El mismo día 13 estuve de tiendas y disfrutando/sufriendo en casa con el ridículo de España en el mundial. Estaban mi hermano, mi sobrino y mi cuñada en la puerta despidiéndose (12 de la noche) cuando quedamos en avisar con cualquier cosa.


Me pongo de parto

Esposo se había quedado arreglando la bañera de pequeña princesa y yo decidí acostarme porque estaba muy cansada. Recién acostada me repitió un calambrazo como el que me había dado apenas 20 minutos antes.

(perdonad la ordinariez)

Joder Óscar, me han crujido todos los huesos del chocho.

Minutos después… voilà, rompí aguas. Esposo me ayudó a ir al baño, lo preparó todo y me recordó que yo quería ducharme antes de ir al hospital.

Desde a casa hasta la consulta tuvimos que hacer varias paradas porque creedme, cuando se rompe aguas… se nota. ¿Sabéis lo que es un grifo? Pues eso, jajajaja.

En la consulta me exploraron y efectivamente bolsa rota, y 1’5 cm de dilatación, esto marcha así que me quedo ingresada.


Ingreso en planta

IMG_3809

A todo esto ya habían venido mis padres y tuvimos la suerte de que estaba sola en la habitación por lo que el proceso pintaba ser más íntimo.

Al haber roto aguas no podía usar la pelota porque existía riesgo de prolapso de cordón, se pone delante del bebé y puede crear dificultades en el proceso, así que de la cama al baño y del baño a la cama.

Y empezaron las contracciones, al principio más o menos llevaderas pero conforme avanzaban las horas se fueron haciendo mucho más dolorosas, muy irregulares… Dicen que las contracciones de parto seco son más dolorosas, no tengo experiencia previa para comparar, jajajaja.

Durante la noche estuve más o menos tranquila, muy dolorida pero tranquila. Esposo me animaba a hacer las respiraciones, me ayudaba a cambiar de postura, me recordaba que yo podía ser fuerte…

En todo ese proceso fue donde perdí los nervios en sólo 2 momentos. Entre contracción y contracción esposo se quedó dormido (del cansancio y las cañas xD) y le dije: que no te duermaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas.

El otro momento fue durante una contracción ultradolorosa y ya bien entrada la mañana (tal vez eran las 8 de la mañana) y yo desesperada me quise tirar de la cama:

- Vane, ¿dónde vas?

- No lo sé,  me voy, que me voy de aquí, déjame, que ya no puedo más



Nos vamos a paritorio

Después de toda la noche y parte de la mañana sin que aquello progresara decidieron pasarme a paritorio para inducirme el parto con oxitocina, vamos, que me iban a poner ‘el gotero’.

Vi el cielo abierto cuando la matrona que entró era Inma, una compañera que estudió conmigo la carrera y que al verme decidió quedarse conmigo y ser la persona que me atendería.

Al haber pasado tantas horas dolorida y sin expectativas de que el final estuviera cerca accedí a ponerme la epidural. No quería cansarme aún más y llegar sin fuerzas al momento, que sacaran instrumental y nos perdiéramos la experiencia bien viva tanto esposo como yo.

Mano de santo la epidural oiga, recuperé fuerzas y quedé lista para lo que viniera.

La dilatación iba MUY lenta pero iba así que me dejaron evolucionar poco a poco y a mi ritmo y venían a verme con mucha frecuencia.

En una de las última revisiones la matrona me dijo que aquello estaba ya muy preparado, que pronto empezaría a notar presión abajo y cuando lo hiciera la avisara para que me explicara qué hacer.

Cuando eso ocurrió vino y entre esposo y ella me ayudaban a hacer pequeños pujos cuando me venía la presión y así estuvimos un buen rato hasta que la matrona le dice a esposo: ¿quieres ver la cabecita? ay madre, ¿pero es que la va a tener aquí? No hombre, la llevamos a otra sala.

Y llamaron al celador para que viniera a por mí, y se me saltaron dos lagrimillas de pensar lo poco que quedaba ya (y ahora también de recordarlo ^^)

Venga, empuja, un poco más, muy bien, venga, un poco más, muy bien, ¿tienes fuerza para otro empujón? ¿sí? pues un poquito más, venga, muy bien Vanessa, muy bien, ya está la cabeza, descansa, descansa… venga, vamos a seguir un poco más, venga, un poco más y salen los hombros, muy bien, ¿quieres sacarla tú?

Y ocurrió (ahora mismo estoy llorando mientras lo recuerdo)

La cogí por las axilas, terminé de sacarla y la puse sobre mi pecho.

14 de junio de 2014, Merche había nacido.

El cúmulo de emociones que sentimos en aquel momento no se puede describir, hay que vivirlo. Lágrimas de emoción y besos, muchos besos, a la niña, entre nosotros… Acababa de ocurrir lo más maravilloso que me ha pasado en la vida, LO MÁS.


CANGREJO_ADIDOS2

lunes, 5 de enero de 2015

Today 5.1.15: Propósitos para el 2015

¡¡Oh yeah!! Aquí estoy un año más para retarme a mí misma, muchas ganas al comienzo del año, muchos planteamientos optimistas que veremos en qué quedan a final de año, jajajaja.

Otro año más me uno al Today que organiza Scarlata

today

Repasemos las normas

* Escribir un post el 5.1.15 y publicarlo a las 15:00 horas con tus 15 propósitos.

* Puedes poner fotos que no sean tuyas ya que aún no se habrás cumplido ninguno (no te olvides de mencionar la fuente de las fotos)

* Una vez que lo tengas publicado, enlázalo al post que yo también publicaré para que quede constancia de tu participación.

* A final de año, el 5.12.15 publicaremos nuestros logros, por supuesto a las 15:00 horas y comprobaremos lo conseguido.

* Retos accesibles, sé que 15 parecen muchos, pero seguro que hay cosas sencillas o propósitos que tenéis en mente y con un poco de constancia se pueden cumplir.
 

Como en años anteriores mis propósitos los pongo en el orden en que me han ido viniendo a la mente y no en orden de prioridad

1. Cumplir al menos 3 objetivos de los que se quedaron a medias en años anteriores

p1

Maquillarme más a menudo – Aprender a plancharme el pelo – Encontrar un trabajo medianamente estable
Reorganizar el maquillaje – Dejarme el pelo suelto más a menudo – Ponerme las lentillas más a menudo


2. Hacer una tarta to’ chula para el cumpleaños de mi hija

p2


3. Abrir una tienda en etsy para mis manualidades de punto de cruz

p3


4. Renovar mi armario y tirar/donar la ropa que no me pongo

p4


5. Aprender punto o ganchillo

p5
p5_


6. Hacer una entrada a la semana en el blog

p6


7. Mantenerme firme con el BLW (Baby Lead Weaning)

p7


8. Leer al menos 12 libros

p8


9. Hacer deporte al menos una vez a la semana

p9


10. Recuperar mi rutina facial

p10


11. Confiar más en mis capacidades como madre

p11


12. Recuperar algunos tiempos a solas en pareja

p12


13. Ir a la playa en verano

p13


14. Hacer limpieza en redes sociales, blogger y móvil

p14


15. Gestionar mejor los ataques de mala leche que me dan

p15


Además este año he arrastrado a mi marido, aquí os dejo sus propósitos

1. Ser más ordenado en todos los ámbitos

2. Hacer fotografías al menos dos fines de semana al mes

3. No pensar en el qué dirán

4. Hacer fotografías por el gusto de hacerlas, no pensando en quién lo va a ver

5. Llevar la cámara pequeña siempre encima

6. Aceptar mejor las críticas

7. Realizar diseños al menos un fin de semana al mes

8. Valorar más las cosas buenas y menos las malas

9. Leer al menos 6 libros de más de 100 páginas

10. Aumento de sueldo

11. No apuntarme a más de un curso a la vez

12. Ver menos la televisión y más cine

13. Ser menos refunfuñón

14. Confiar más en las posibilidades de los demás

15. Salir más a menudo con mi mujer, de excursión…
 

Y como extra requete extra nos sumamos a la iniciativa de echar 10 euros a la hucha cuando consigamos un objetivo.

¿Os animáis?

CANGREJO_ADIDOS2

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Today 10.12.14


Bendito today que ha hecho que a mí misma me fuerce a sacar un hueco y escribir algo.

El año pasado también estuve un tiempo desaparecida y también fue el Today 11.12.13 el que me sacó de la cueva y además me dio la oportunidad de contaros lo que iba a ser el acontecimiento más chachi – piruli de todo mi 2014.

Así pues, vista la experiencia y lo que me gustó ponerme a prueba a mí misma volví a apuntarme a esta iniciativa y me propuse 14 propósitos para 2014.

Ya os anticipo que tiene pinta de desastroso. Y para hacer la gracia vuelvo a hacerlo en sentido inverso pero este año sin truco.


14. Comprar una maceta y que dure más de 15 días

Aunque este año otra vez no he comprado ninguna maceta lo doy por cumplido porque al menos una de las macetas que me regalaron por el nacimiento de mi hija sí que duró más de 15 días (no mucho más)




13. Compartir mis experiencias de embarazo y maternidad con una amiga que está en estado de buena esperanza

Cumplidísimo. La amiga a la que me refería en la entrada de enero hizo un grupo de wasap (sí, wasap xD) con otras amigas embarazadas y ahí compartimos nuestras experiencias.

Además, yo creé un grupo de wasap con las mamis de mis clases de preparación al parto y también compartimos nuestras experiencias y quedamos para tomar un café, charlar o lo que surja.

Mención aparte de un par de grupos de facebook en los que también ando metida.

Bendito móvil


12. Hacer uso de las cajitas experiencia que tenemos rodando por casa

Aunque por casa rondaban dos de estas cajitas y sólo hemos usado una lo doy por cumplido, razones técnicas (véase embarazo más bebé) han impedido disfrutar la otra y qué leches, que todavía no caduca


11. Enfadarme menos en el trabajo

No lo doy por cumplido básicamente porque no he trabajado y porque el follón que me liaron casi obligándome a trabajar en verano hizo que SÍ me enfadara mucho por la incompetencia de algunas personas


10. Ponerme las lentillas con mayor frecuencia (al menos los fines de semana)

A medias porque al menos me las pongo los días que llevo a la niña a la piscina y me obligo sí o sí a hacerlo. Las opciones si no me las pongo son que se me mojen las gafas o no ver ni torta


9. Dejarme el pelo suelto con mayor frecuencia (al menos una vez a la semana)

A medias porque aunque no es una vez a la semana sí que me lo dejo el rato que puedo estar sin agobiarme. Además, me he reconciliado con el secador y tardo mucho menos en secarlo por lo que puede que lo siga intentando


8. Sacar adelante el proyecto laboral pendiente

Aunque no es culpa mía no lo puedo dar por cumplido porque no salió adelante el proyecto en sí, veremos si el año que viene lo conseguimos


7. Reorganizar el maquillaje, tirar lo que no utilizo y no comprar cosas innecesarias

En un alarde de optimismo lo doy por medio cumplido porque he tirado bastantes cosas y no he comprado cosas innecesarias. Eso sí, en general sigue todo sumamente desorganizado


6. Organizarme mejor con las tareas de casa

Ni de broma, ha sido misión imposible aunque eso sí, siempre hay ropa limpia y la comida hecha pero también puedes encontrarte pelusas en el suelo, jajajajaja


5. Ser más constante con el blog

A la vista está que con 6 meses de parón sin escribir es un gran NO CUMPLIDO


4. Sacar fotos y ponerlas en los marcos que compré hace poco

Por fin puedo dar este propósito por cumplido. Sacamos fotos del viaje de novios (ahí es nada) y también hay alguna foto de la niña, aunque queremos sacar más (de la niña, obviamente xD)


3. Aprobar las 3 asignaturas pendientes del módulo

Fue un error proponérmelo, ha sido un gran NO. En los exámenes de febrero ya me estorbaba la barriga en las sillas ortopédicas que nos ponían para hacer los exámenes y la fecha de los de junio coincidía con mi fecha de parto.


2. Hacerle ropita a mano al bebé

Manos a la obra, máquina de coser en el pie y con ayuda de mi madre conseguí hacerle un vestido para el día que la sacamos del hospital. La verdad es que le estaba enorme pero me hizo tanta ilusión verla con algo que había hecho con mis manos ^^

La abuela colaboró en el hecho a mano y le hizo unas converse de ganchillo (entre otras cosas)




1. No ponerme nerviosa el día del parto

Conseguido. Sin desmerecer al resto de propósitos éste para mí era el más importante por eso que dicen de ser una experiencia inolvidable. Fue un parto largo y sólo perdí levemente los nervios en un par de ocasiones (casi un día entero da pa’ mucho) así que lo doy por cumplido.

No puedo prometer nada pero tal vez este fin de semana pueda preparar una entrada para contaros cómo fue la experiencia (sin detalles escabrosos/asquerosos, of course)


Recién ingresada en planta, al comienzo de todo


Bueno, parece que después de todo no ha estado tan mal y parece que ha quedado medio compensado.

- 5 objetivos sin cumplir

- 3 objetivos cumplidos a medias

- 6 objetivos cumplidos

- El más importante que fue disfrutar del parto de mi hija más que conseguido


Y vosotras y vosotros, ¿qué tal ha ido el año? ¿habéis conseguido algo de lo que os propusisteis?